Los ritos introductorios

Se llaman “Ritos introductorios” los comprendidos entre la procesión de entrada y la Oración Colecta, ambos incluidos. Según la Ordenación General del Misal Romano (OGMR), tienen como “finalidad lograr que los fieles reunidos constituyan una comunidad y se dispongan a oír como conviene la Palabra de Dios y a celebrar dignamente la Eucaristía” (OGMR, 24).