• HSF

25 de julio: + JOSÉ FERRER CAMPS (1891-1938)

JOSE FERRER CAMPS (1891-1938)

Coadjutor


Nacimiento: AVELLANES (Lleida). 19-10-1891

Inicio noviciado: BLANES, 19-9-1907

Primera profesión: BLANES, 3-10-1908

Profesión perpetua: SANT ANDREU, 22-10-1916

Defunción: GURB DE LA PLANA, 25-7-1938


José Ferrer, hijo de Juan y Magdalena, había nacido el 19 de octubre de 1891, en Avellanes (Lleida). Su madre, que quedó viuda con cinco hijos, bajó a vivir a Barcelona, desde donde pidió el ingreso de José en el colegio de Huérfanos, de Sant Julià de Vilatorta, el 18 de enero de 1904. Era superior de la casa el P. Ramón Altimiras y permaneció en el colegio hasta julio de 1907.


En Sant Julià sintió la llamada de Dios al sacerdocio y a la vida religiosa y pasó al colegio Nazareno de Blanes, en donde vistió el hábito e inició el noviciado el 19 de septiembre de 1907, profesando el día 3 de octubre de 1908. Era condiscípulo de los PP. Gumersindo Aguilar y Juan Doménech.


Hacia 1909 fue destinado al colegio Jesús, María y José, de Sant Andreu, para ser auxiliar del hermano Saturnino Mas en la clase elemental, mientras estudiaba la filosofía y teología. Allí firmó las preces, según declaró al visitador «a propuesta del superior (P. Manuel Sirvent) que les leyó y explicó las preces en la capilla durante el día de retiro; que su vocación es de hijo de la Sagrada Familia; que en caso de denegarles lo que piden, verá qué partido tomará; que no hay disensiones que él sepa».


En la comunidad de Sant Andreu había en aquellos años centrales de la restauración teatina (1912) una comunidad numerosa que presidía todavía el P. Bernardo Montoliu, provincial. Estaba formada por los PP. Manuel Sirvent, superior y profesor de lengua y religión; Gregorio Vilalta, ecónomo y profesor de comercio; Jerónimo Prat, secretario y profesor de primaria especial; Ramón Colomer, de primaria superior; Antonio Pausas, de aritmética, Juan Xuclá, de geografía y francés; Víctor Cubas, de matemáticas y dibujo y Cayetano Mañanet, maestro de párvulos. Residían también los hermanos Saturnino Mas, encargado de la primaria elemental; José Ferrer, auxiliar; Francisco Pinos, Antonio Buira y Francisco Sala, laicos. Había además 13 aspirantes, que más tarde pasaron al santuario de Nuestra Señora de Sancho Abarca, de Tauste. En el colegio había 226 alumnos de primaria y 18 de comercio.


Terminada felizmente la restauración teatina, el hermano José hizo los votos perpetuos el día 22 de octubre de 1916 en el colegio Jesús, María y José con el Hno. Fidel Fons. «Normalizada la situación canónica —comentaba el BOC—, nuestros hermanos se apresuran a entrar de lleno en la vida religiosa y eclesiástica». En la estadística del curso 1916-17 se le llama Padre y está colocado en la lista de los mismos del colegio de Sant Andreu.


El hermano José siguió como escolar auxiliar en Sant Andreu y luego en el colegio Santa María, de Blanes (1919-20) hasta el curso 1920-21, en que fue trasladado al colegio San Ramón, de Vilafranca del Penedés, ya como coadjutor, sin que puedan precisarse los motivos por los que dejó los estudios eclesiásticos.


En julio de 1920, el colegio Santa María acababa de ser designado como lugar apropiado para los días de esparcimiento y solaz que los religiosos solían tomar durante el mes de agosto, aunque el padre general Luis Tallada, encomendaba a la discreción del consejo local la forma de concederlos.


En cambio, la prolongada estancia del hermano Ferrer en el colegio de Vilafranca, le dio la oportunidad de conocer a fondo el campo de acción educativa y pastoral de la comunidad, que presidía el P. Miguel Campanyá. En primer lugar, la congregación de la Inmaculada y Sagrada Familia, que dirigía ya el P. Gumersindo Aguilar, y en la que cada año se alistaban un buen número de alumnos en la fiesta de la Sagrada Familia; y las habilidades del P. Ramón Altimiras en la extracción de la miel de las dos colmenas Layens, situadas en el patio-jardín del colegio. Cuando llegó el hermano a Vilafranca, acababa de visitar el colegio el obispo Ramón Guillamet, de Barcelona, a quien había acudido a cumplimentar también el padre general.


Sobre la primera fiesta de la Sagrada Familia que vivió el hermano José en Vilafranca, el domingo 23 de enero de 1921, dijo La Sagrada Familia: «Los religiosos, alumnos, coros de la Visita mensual domicialiaria y demás devotos de la Sagrada Familia, celebraron, para honrar a Jesús, María y José, solemnísimos cultos. Al remitirnos el programa, nos dice el corresponsal: Más solemnes, si cabe, y concurridos se han visto este año los cultos que hemos dedicado a nuestros excelsos y preclaros Padres y Protectores, que en años anteriores. Esta devoción salvadora conquista cada día nuevos adeptos. Y sigue diciendo, así como a veces a un programa espléndido corresponde una oscura realidad, aquí ha sido al revés: la realidad ha superado lo que el programa prometía, pues el triduo resultó admirable, alternando los puntos de meditación con los acordes del armonium o melodías del violín, solo de tenor, inimitable, y el coral de todos los niños. El último día además el canto de completas, que yo nunca había oído tales: todos los niños con afinación y pausa monacal, alternando con el canto de los salmos con la comunidad, era de efecto sorprendente.


En el día de la fiesta dijo la misa de comunión, con plática preparatoria, el M. litre. Deán del Penedés, doctor Juan Badía. A las 10 fue la solemnísima misa cantada, ejecutando, con la afinación que le es característica, la capilla que dirige el Rdo. Antonio Espasa, la misa de San Agustín, del maestro Sancho Marracó. A las 12, una ruidosa traca valenciana contribuyó a la animación de la fiesta. Por la tarde, se hizo la conclusión de la novena, se rezó el rosario y cantóse un solemne trisagio, panegirizando las glorias de la Sagrada Familia el mismo orador del triduo, que fue el Rdo. P. Juan Blanch, CMF. A las 9 de la mañana del día siguiente dedicóse un piadoso recuerdo a los queridos difuntos, con el rezo de una misa de requie».


El hermano Ferrer tenía gran habilidad para el dibujo y en Vilafranca colaboró con el profesor del centro Don Josep Senabre. Allí se le recuerda por su exquisita bondad y por sus habilidades artísticas. Una antigua cristalera del hall de entrada del colegio, colocada en 1929, ostentaba un escudo grande y hermoso de la Congregación diseñado por el hermano Ferrer como el resto de la vidriera. El pintor vilafranqués Josep Vives i Atzará, que ha triunfado en Estados Unidos y en Panamá y otros antiguos alumnos recuerdan al hermano Ferrer y le agradecen el haberles despertado la afición artística. El Sr. Vives llevaba siempre consigo en la cartera la fotografía del hermano José.


La propaganda del colegio que publicaba periódicamente La Sagrada Familia, a partir del año 1926, está encabezada por el dibujo del colegio San Ramón, a pluma, que se debe probablemente al hermano Ferrer.


El Hno. Ferrer siguió en Vilafranca hasta los años 1930 en que fue trasladado al colegio Nazareno, de Blanes para formar comunidad con el P. Enrique Tatjer, como superior, el P. Magín Morera, prefecto de aspirantes, y el hermano Ramón Jordá. Parece que estaba un poco delicado de salud. El 15 de julio de 1936 celebraron con toda solemnidad la fiesta del padre superior. Los aspirantes y comunidad cantaron la misa de Perosi, que acompañó el P. Jaime Puig, superior del vecino colegio. Pocos días más tarde, el 20 de julio fue asaltado el colegio Nazareno por un pelotón de hombres que registraron la casa, obligando a la comunidad a seguirles. Los aspirantes ya habían sido distribuidos entre las familias amigas o en sus propias casas. Aquella noche la pasaron en casa del Sr. Claudio Escarpenter. Luego el comité fue dándoles pases al P. Magín Morera, a él mismo y al P. Jaime Puig, para quien resultó una trampa para asesinarlo el día 30 del mismo mes. El hermano Ferrer pudo llegar a la plana de Vic, en la residencia de Rocafiguera o Manso Monral, municipio y parroquia de Sant Andreu de Gurb de la Plana. Aquí falleció el día 25 de julio de 1938, a consecuencia de insuficiencia suprarenal neprática. Contaba 48 años de edad y 30 de profesión religiosa.


Sus restos mortales fueron inhumados en el cementerio de Gurb de la Plana (Vic).


Fuentes: Documenta n.2 Album de Familia

Expediente personal.

BOC 1 (1917, 1º) 17; 2 (1918, 1º) 11; 4 91920, 1º) 15; 5 (1921, 1º) 13.

La Sagrada Familia 22 (1920) 36; 23 (1921) 69.

P.M.P., El Padre Jaime Puig, Barcelona 1969, p. 111.

3 views0 comments

Recent Posts

See All

28 de Julio: San Pedro Poveda, por Celestino Hueso SF

Hoy celebramos a un santo muy cercano. De Linares. En realidad se llamaba Pedro José Luis Francisco Javier, pero vale más dejarlo en Pedro a secas. Era miembro de una familia cristiana de oro de ley y