4. Algunos factores de la sociedad y características de la persona de hoy

Para elaborar unas líneas de pastoral realista hace falta conocer el entorno inmediato y remoto del mundo y del propio lugar. Se señalan algunas caracteristicas generales:

 

4.1. Respecto a la sociedad

 

La Postmodernidad y el neoliberalismo en los que se mueve nuestra sociedad determinan las siguientes características:

— Secularismo

 

Si bien el neoliberalismo puede conducir a una mayor maduración, firmeza en la fe y mayor libertad de elección, hoy se tiende a verlo y analizarlo todo desde un horizontalismo sin trascendencia que muchas veces aboca en el secularismo.

— Relativismo

 

La rapidez de los cambios sociales, favorecidos por los medios de comunicación social, determinan tanto la desaparición de creencias consideradas inamovibles como el relativismo que inunda muchas capas de la sociedad.

 

— Economia de mercado

 

Esta economía lleva el crecimiento economico pero tambien al reparto injusto de los bienes. Cada vez es mayor la distancia entre ricos y pobres. Esta economia alienta, por otra parte, el consumismo y el hedonismo.

 

— Avances científicos y técnicos

 

Estos avances aportan innumerables bienes, pero al no ser utilizados correctamente, en numerosas ocasiones plantean retos a los que el sistema económico no es capaz de dar respuesta.

 

— Globalización

 

Nos lleva a conocer mejor la realidad de nuestro mundo. Se han acortado las distancias, se favorece la comunicacion y movilidad geografica que generan pluralidad cultural, desplazamientos migratorios, etc. Pero al mismo tiempo, este proceso implica para muchos la exclusión: algunos no cuentan, no sirven, no tienen un puesto en la llamada aldea global. También origina violencia y divisiones y conduce al consumismo irracional.

 

— Nihilismo

 

Es ya tópica la expresión: “Dios ha muerto”. Sin embargo, persiste una sed insaciable de trascendencia, de dar sentido a la vida, de buscar la felicidad.

 

4.2. Respecto a la persona

 

Los rasgos de la sociedad apuntados proyectan un tipo de persona, de hombre y de mujer, con actitudes y tendencias de signo positivo o negativo según los casos. Evidentemente estos rasgos influyen decisivamente en el concepto de familia:

 

— Positivos

 

Sinceridad, solidaridad y pacifismo, servicio (crece el voluntariado social), defensa de los derechos humanos, sensibilidad ante las injusticias sociales, respeto por la naturaleza (ecologismo), búsqueda de la trascendencia, etc.

 

— Negativos

 

Pragmatismo y competitividad, desconocimiento e inlcuso desprestigio de la Iglesia y del mensaje del Evangelio, satisfacción inmediata de las propias necesidades, pasividad, ausencia de identidad, desencanto y falta de esperanza, individualismo, rechazo de lo institucional, violencia y agresividad, falta de constancia y perseverancia, etc.

Sobre el mismo tema:

Cristianos en una sociedad postcristiana y 2 

Evangelizar a los jóvenes de la sociedad líquida  

El reto de la Generación y Cómo prepararla para un futuro tecnológico complejo