5. Nuestra respuesta pastoral

Ante los grandes retos de nuestro tiempo, continúa urgiéndonos el mandato del Señor: “Id y haced discípulos de todas las naciones” (Mt 28,19).

La Iglesia nos llama a evangelizar desde nuestra identidad nazarena recibida a través de nuestro Fundador, definida en las Constituciones y encarnada en la tradición del Instituto.

Nuestra acción pastoral nace de nuestra consagración y, a la vez, de:

– Nuestra comunión de vida sencilla y austera, a imitación de la Familia de Nazaret.
– Nuestra comunión de oración, a diario vamos a la casa de oración que es Nazaret.
– Nuestra comunión de acción, anunciando los valores del evangelio de Nazaret, a

    través de una pastoral familiar inspirada en la Familia de Nazaret.

El Señor Jesús, desde la barca de Simón, sigue invitándonos a “remar mar adentro”. Pedro y los primeros compañeros confiaron en su palabra y echaron las redes. Nosotros, fieles al Espíritu, estamos llamados a hacer los mismo.

Comentario:

Sobre nuestra respuesta pastoral