19 de marzo:

SAN JOSE, ESPOSO DE LA VIRGEN MARIA, Solemnidad

El ritmo del año litúrgico de nuestra vida comunitaria está en total armonía con las orientaciones de la Iglesia pero, fiel a las exigencias de nuestro carisma y a las enseñanzas de nuestro Fundador, pone de relieve aquellos aspectos que se refieren al misterio de la vida oculta de Jesús y no se celebran explícitamente en el calendario general. El misterio pascual de Cristo el centro de nuestra vida cristiana y religiosa, pero lo vivimos desde la luz que dimana de Nazaret. Así, aunque la meta o culmen es el triduo pascual o la totalidad del misterio de Cristo, ponemos un acento especial en los tiempos de Adviento y Navidad, que prepara o celebra la Encarnación del Señor, y hacemos memoria de aquellos santos que estuvieron más vinculados a este misterio de Cristo o lo ayudaron a descubrir y a vivir a nuestro Fundador. Calendario Propio de los Hijos de la Sagrada Familia, Presentación, pág.7 (ed. 1986)

FUNDACIÓN DE LOS HIJOS DE LA SAGRADA FAMILIA (1864)

FUNDACIÓN DE LOS HIJOS

DE LA SAGRADA FAMILIA

EN TREMP, ESPAÑA

El 19 de marzo de 1864 es la fecha simbólica del origen de la Congre-gación: todo un homenaje a San Jo-sé, como el primer colegio y la pri-mera capilla.

 

Nuestro Fundador -José de nombre y de hechos- escribió y predicó mu-cho sobre San José. Le amaba toda-vía más y confiaba en él absoluta-mente. Nos recomienda incluso que, acudiendo a San José, “vaya-mos de su parte". San José es, afir-ma en uno de los Sermones, "el compendio de los Patriarcas, epí-logo de los Profetas y modelo de los Apóstoles; Padre del Hijo del Eterno y Esposo dignísimo de la misma Es-posa del Espíritu Santo". Desde jo-ven rezaba los siete Padrenuestros en memoria de los dolores y gozos de San José, y los recomendaba en la Preciosa joya de familia.

ST JOSEPH SMALL.jpg

CALENDARIO PROPIO DE LOS HIJOS DE LA SAGRADA FAMILIA, edición 1986

El culto particular de San José empezó, de forma privada, el siglo IX y se generalizó a partir de los siglos XIV y XV. Gregorio XV. en 1621. convirtió el 19 de marzo en fiesta de precepto.
 

Pío IX. en 1870, lo declaró Patrono de la Iglesia Universal y Juan XXIII introdujo su nombre en el canon romano de la Misa.

 

José era descendiente de la casa de David, pero humilde, trabajador y fiel. Entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, junto a María, su esposa, esperó al Salvador y tuvo la alegría de protagonizar de cerca su entrada en la historia. Dios le confió una misión delicada: guardián de los misterios divinos, y José "hizo como le había dicho el ángel". El fue quien dio nombre al Hijo de Dios y gobernó su familia y su casa. El Evangelio, que no conserva ninguna palabra de José pero sí sus actitudes y comportamiento, dice de él que era “un hombre justo”.

 

Como la fecha del 19 de marzo se ha hecho tan popular, los últimos reformadores del Calendario no se han atrevido a trasladar esta Solemnidad, a pesar de que coincide siempre dentro de la Cuaresma. Las Conferencias Episcopales tienen facultad para hacerlo, si lo estiman conveniente. 

San José dio el primer nombre también a nuestro Instituto. El 19 de marzo de 1864 es la fecha simbólica del origen de la Congregación: todo un homenaje a San José, como el primer colegio y la primera capilla. Nuestro Fundador - José de nombre y de hechos- escribió y predicó mucho sobre San José. Le amaba todavía más y confiaba en él absolutamente. Nos recomienda incluso que. acudiendo a San José, “vayamos de su parte". San José es, afirma en uno de los Sermones, "el compendio de los Patriarcas, epílogo de los Profetas y modelo de los Apóstoles; Padre del Hijo del Eterno y Esposo dignísimo de la misma Esposa del Espíritu Santo". Desde joven rezaba los siete Padrenues-tros en memoria de los dolores y gozos de San José, y los recomendaba en la Preciosa joya de familia.

Todo como en el Misal Romano.

  • Facebook Clean
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now