• HSF

Constituciones 67: La formación permanente

Constituciones 67:

La formación permanente


La vitalidad de nuestra vida religiosa y sacerdotal y la eficacia de nuestro apostolado dependen en gran parte del esfuerzo continuado de renovación.


Debemos mantenernos en una constante puesta al día en el conocimiento de las ciencias y de los acontecimientos de nuestro tiempo para así enriquecer nuestra vida religiosa y sacerdotal, responder como expertos a las situaciones siempre nuevas de los jóvenes y de las familias y estar en condiciones de colaborar en una pastoral orgánica.


Cada uno se compromete de manera personal en este esfuerzo de renovación constante y comparte cada día más copiosamente con los hermanos lo más importante y significativo de la vida religiosa.


El trabajo de los hermanos se distribuye de tal forma que tengan el tiempo necesario para continuar la formación permanente.


2 views0 comments

Recent Posts

See All

Constituciones: Epílogo

Epílogo: Estas Constituciones contienen las riquezas espirituales de nuestro carisma y establecen los principios fundamentales para la vida de nuestro Instituto. Definen la razón y el estilo de nuestr