• HSF

Constituciones 47: Naturaleza y acción misionera del Instituto

Constituciones 47:

Naturaleza y acción misionera del Instituto


La caridad, que hemos de cultivar con mayor perfección por exigirlo nuestra vocación nazarena y nuestra consagración religiosa, nos insta y nos obliga a tener un espíritu y una entrega verdaderamente universales. Por consiguiente, no ponemos ningún limite a nuestra actividad apostólica, antes bien, la extendemos participando, según nuestras fuerzas, en la actividad misionera de la Iglesia, para la extensión e incremento del Reino de Cristo.


Así pues, predicamos a la familia los valores del Reino de Cristo, que adornaron con esplendor a la Familia humana de Dios, germen e inicio de este mismo Reino en la tierra y que son ley y signo de nuestra vida consagrada. De ellas, nuestra familia nazarena es, por el testimonio y la fuerza de la palabra, testigo íntegro y pregonero profético: hace resonar por todo el mundo aquella palabra de salvación que fue recibida en el Hogar de Nazaret con fe y amor, y allí sellando un nuevo y perfecto pacto de amor y comunión con María y José, estableció aquella nueva Tierra en la que habita la justicia.

1 view0 comments

Recent Posts

See All

Constituciones: Epílogo

Epílogo: Estas Constituciones contienen las riquezas espirituales de nuestro carisma y establecen los principios fundamentales para la vida de nuestro Instituto. Definen la razón y el estilo de nuestr