• HSF

Constituciones 38: Perseverantes en la oración de alabanza, amor y conversión

Constituciones 38:

Perseverantes en la oración de alabanza, amor y conversión


Reunidos cada día en oración, somos iluminados por la luz de la Palabra de Dios, por la que descubrimos el verdadero sentido de nuestra vida y apostolado y nos renovamos continuamente en nuestro interior, creciendo en la gracia y en el conocimiento de Jesucristo y revistiéndonos de Él, hombre nuevo, creado en la justicia y en la santidad de la verdad.


Al rezar diariamente la Liturgia de las Horas, celebramos la alabanza de la divina Majestad unidos en común alegría, repitiendo aquel himno de alabanza que se canta perpetuamente en el cielo y que Jesucristo introdujo en este exilio terrestre al tomar la naturaleza humana y cantó con voz humana, juntamente con María y José, en Nazaret.


Todos los días rehacemos la comunión entre los hermanos con la vigilancia, la corrección fraterna y la expiación que completa en nuestra carne lo que falta a los padecimientos de Cristo a favor de su Cuerpo que es la Iglesia.


Esta voluntad de purificación y de crecimiento espiritual se perfecciona, sobre todo, mediante la recepción frecuente del sacramento de la Reconciliación, que preparamos con el examen diario de conciencia. Nos ayudan también en gran manera las celebraciones comunitarias de la penitencia y los encuentros de revisión de vida.


Cada Comunidad tiene en cuenta y vive como tiempos fuertes de su vida espiritual los propios de la Liturgia, así como los retiros espirituales mensuales y los ejercicios espirituales de cada año.

1 view0 comments

Recent Posts

See All

Constituciones: Epílogo

Epílogo: Estas Constituciones contienen las riquezas espirituales de nuestro carisma y establecen los principios fundamentales para la vida de nuestro Instituto. Definen la razón y el estilo de nuestr