25 de diciembre:

NATIVIDAD DEL SEÑOR, Solemnidad

FIESTA SAN JM RECTORIA NTRA SRA DE GUADA

CALENDARIO PROPIO DE LOS HIJOS DE LA SAGRADA FAMILIA,

JESÚS, MARÍA Y JOSÉ, Edición 1986

Dios ha dispuesto que ignorásemos —por lo menos no las conocemos con precisión- las dos fechas más importantes de la historia: la del nacimiento en Belén y la de la muerte en el Calvario cerca de Jerusalén de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.

 

Navidad es una fiesta occidental; aparece por primera vez en Roma en la primera mitad del siglo IV y ya el 25 de diciembre. El 25 de diciembre era el Natalis (Solis) Invicti. Navidad es la cristianización de esta fiesta: la verdadera luz es Cristo, el Sol que nos ha venido del ciclo.

 

Navidad es el paralelo occidental de una fiesta oriental más antigua: la Epifanía. Originariamente la Iglesia celebraba en Navidad la manifestación general del Verbo de Dios a los hombres. Cuando Occidente adoptó la fiesta de la Epifanía, en el siglo IV, se desglosaron los temas, reservándose la Navidad al misterio del nacimiento del Hijo de Dios en Belén.

 

A partir de la Edad Media, Navidad se ha convertido en Occidente en la fiesta más familiar e íntima.

 

Con el nacimiento de Jesús se formó la Sagrada Familia de Nazaret. María y José hicieron posible que Dios tuviese su Familia en la tierra, y Dios ha ofrecido esta Familia a los hombres como tipo de lo que es y debe ser toda familia.

 

El Padre Manyanet se sintió llamado por Dios para proclamar esta verdad desde la experiencia nazarena de una vida familiar y con el apostolado. Dios le hizo Hijo de la Sagrada Familia para hacer un Nazaret de cada hogar. Y él fundó dos congregaciones religiosas como una familia, formada al estilo de Nazaret, para las familias que deben imitar el mismo ejemplo.

Todo como en el Misal Romano