Agentes de la Pastoral (n.36)

Cada estamento de la comunidad escolar, según su propia tarea y función está llamado a vivir la fe y a dar testimonio de ella:

— La comunidad religiosa: Anima, dinamiza y coordina la acción pastoral de la escuela

     con la palabra, la acción y el testimonio.

— Los profesores: Como colaboradores y protagonistas de la acción educativa emanada

     del Carácter propio, son, en palabras del Padre Manyanet, “continuadores de la

     misión de Jesús”. A ellos se les encomienda encarnar el espíritu nazareno-familiar y

     promover la “cultura del corazón y la inteligencia”, para que los alumnos alcancen

     una síntesis armónica entre fe, cultura y vida.

— Los padres y madres de familia: Como primeros responsables de la educación de sus

     hijos cumplen una misión sacerdotal dentro de la familia y colaboran con la acción

     pastoral del colegio con su ejemplo y secundando las diversas iniciativas.

— Los alumnos: Ellos participan en la acción pastoral del colegio proponiendo y

     secundando las diversas iniciativas y, a la vez, aportando una valiosa colaboración

     con sus padres y familiares, con los compañeros más jóvenes y en la realización de

     los diversos actos litúrgicos, religiosos, culturales y sociales.

— El personal de administración y servicios: Como miembros significados de la

     comunidad educativa dan testimonio y secundan las líneas educativas del colegio.

 

El responsable de la acción pastoral de cada colegio es el director pedagógico. El delegado de pastoral anima la acción pastoral con el apoyo y la colaboración del Departamento o Comisión de Pastoral, ejecuta los planes pastorales, hace de enlace con la Comisión Pastoral de la Viceprovincia y, si es el caso, con la respectiva parroquia.