Destinatarios de la acción pastoral escolar (n.37)

 

Nuestra acción pastoral en los colegios va dirigida a todos los miembros de la comunidad educativa, a saber:

 

— Los alumnos: Los alumnos son los primeros y principales destinatarios de la acción

     evangelizadora. La escuela favorece su maduración personal de la fe —recibida en el

     seno de la familia— con la gradualidad propia de su crecimiento humano e

     intelectual; fomenta su integración en la cultura y en la vida y le orienta hacia su

     compromiso personal.

— Las familias: Las familias son el campo y el objetivo último de nuestro apostolado. El

     ideal que les proponemos es vivir según el Evangelio de Nazaret. Toda la acción

     pastoral de la escuela les ayuda a descubrirlo y a encarnarlo en sus vidas.

 

     Las familias encuentran en las escuelas manyanetianas un modelo, un apoyo y un

     estímulo no sólo para vivir su vocación como familias cristianas sino también una

     llamada a convertirse en apóstoles de otras familias. Las actividades escolares y

     extraescolares —como el Proyecto Escuela-Familia y las Escuelas de Padres— han

     de ir encaminadas también a despertar, valorar y fomentar este aspecto

     evangelizador de la familia.

— Los profesores: Los profesores son los colaboradores más directos de nuestra acción

     educativa y pastoral y, a través del diálogo y de la convivencia, de la formación

     permanente, de la propia actividad pedagógica y de las celebraciones escolares, se

     les invita y estimula a renovar constantemente la vivencia personal de la fe, a

     profundizar en sus contenidos, a abrirse al testimonio y a colaborar en las diversas

     actividades pastorales que se organizan. Se les asegura su formación en la carisma

     nazareno-familiar mediante cursillos, jornadas de reflexión, convivencias, y otros

     recursos oportunos.

— Todas las demás personas que colaboran en la marcha del centro o en su

     conservación reciben también el mismo influjo nazareno del colegio y ellas hacen

     una valiosa aportación con su fidelidad y testimonio.