• HSF

Carta sobre la fiesta litúrgica de la Sagrada Familia (8 enero 1917)

CONGREGACIÓN DE HIJOS DE LA SAGRADA FAMILIA


A nuestros Rdos. Padres y Carísimos Hermanos en Jesús, María y José.


(1). Con el corazón henchido de ferviente entusiasmo tenemos el gusto de comunicaros la fausta nueva que, cual precioso Aguinaldo en forma de especial Bendición Apostólica, acabamos de recibir de la Santa Sede en contestación al mensaje de adhesión y respeto que tuvimos el honor de elevar al Sumo Pontífice según se anunciaba en nuestro Boletín.


(2). La carta que vamos a transcribir es la estrella de Oriente que augura e próximo triunfo de Jesús, María y José, y quiera el cielo concedemos la gracia de poder saludar en breve el venturoso día en que se decrete por el Vicario de Cristo la extensión de la fiesta de nuestros venerados padres en la forma ansiada por sus humildes Hijos.


(3). Dice así el venerado documento traducido a nuestro idioma. «Secretaría de Estado de Su Santidad - Vaticano, 31 de diciembre de 1917. Rdmo. padre: Me apresuro a significarle que con sumo agrado he presentado al Trono del Augusto Pontífice el devoto homenaje de la Congregación de Hijos de la Sagrada Familia, que V.P. Rdma. se sirvió enviarme con su apreciada carta de 15 del corriente mes. Mientras me place comunicarle que Su Santidad se ha dignado encomendar al estudio de la competente Sagrada Congregación el deseo manifestado acerca de la extensión a la Iglesia Universal de la Fiesta de la Sda. Familia, y su celebración en la Dominica tercera después de la Epifanía, me es grato añadir que el Augusto Pontífice agradece los afectuosos sentimientos y concede con toda su voluntad a V. y a toda la Congregación de su Presidencia la implorada Bendición Apostólica. Agradeciendo sus amables felicitaciones me es muy grato ofrecerme con toda distinción y aprecio de V.P. Rdma. affmo. en el Señor P. Card. Gasparri. - Rdmo. P. Luis Tallada, Superior General de los Hijos de la Sda. Familia - Barcelona».


(4). Que la bendición del Augusto Pontífice colme nuestras almas de inefables consuelos, nos conceda mayores gracias para el más exacto cumplimiento de los deberes de nuestra vocación y sea el preludio de aquella bendición eterna que recibiremos en la patria de los bienaventurados. Así lo pide a Jesús, María y José el último de los Hijos, vuestro affmo. Hno. en Cristo.


(5) . Luis Tallada, S.F.

Superior General.


Casa generalicia de Barcelona (St. A.) 8 de enero de 1917.

R.P. Superior y Comunidad del Colegio de Huérfanos Pobres.


Fuente: Serie Documenta 5, P. Luis Tallada y Baynach, Segundo Fundador y Superior General. Barcelona, 1988.

4 views0 comments

Recent Posts

See All