El ritmo del año litúrgico de nuestra vida comunitaria está en armonía con Las orientaciones de la Iglesia pero, fiel a las exigencias de nuestro carisma y a las enseñanzas de nuestro Fundador, pone de relieve aquellos aspectos que se refieren al misterio de la vida oculta de Jesús. El misterio pascual de Cristo es el centro de nuestra vida cristiana, pero lo vivimos desde la luz que dimana de Nazaret. Así, aunque la meta es el triduo pascual o la totalidad del misterio de Cristo, ponemos un acento especial en los tiempos de Adviento y Navidad, que prepara o celebra la Encarnación del Señor, y hacemos memoria de los santos que estuvieron más vinculados a este misterio de Cristo. 

Calendario Propio de los Hijos de la Sagrada Familia, Presentación, pág.7, ed.1986

  • Facebook Clean
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now