• HSF

Santísimo Nombre de Jesús

por Celestino Hueso, SF


El nombre es más importante de lo que creemos. No sirve simplemente para distinguirnos unos de otros en la lista del cole o de la mili, del pago de servicios o de los reyes godos. Un nombre bien puesto nos dice lo que la persona es, por eso cuando Moisés se atreve a preguntar a Dios “¿Cuál es tu Nombre?” la respuesta será “Mi nombre es: Yo Soy (Yahvé)” Dicho de otra manera; Dios es el que existe por sí mismo y da vida a todos los vivientes. Por eso también, en la Biblia, encontramos a Dios poniendo nombres (Adán, Eva, Juan el Bautista) y cambiando nombres a troche y moche. (Abram será Abraham, Saray se convertirá en Sara, Simón en Pedro) y, finalmente, también este es el motivo por el que el elegido Papa se cambia el nombre. Con ello se quiere indicar cuál será la misión de la persona.


Todo esto lo digo porque hoy celebramos el Santísimo Nombre de Jesús. El nombre de los nombres. Todos sabemos lo que significa. Nada menos que “Dios salva” ¿Le podíamos colocar un nombre más adecuado a nuestro Salvador? ¿Al que ha sido capaz de rebajarse hasta la muerte de cruz para hacernos hijos de Dios? San Pablo nos recuerda en su carta a los Filipenses “Al Nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo; y toda lengua proclame que Jesucristo es el Señor para gloria de Dios Padre”


¡Ah! Una curiosidad, por lo que acabo de decir es por lo que se puso de moda decir “¡Jesús!” cuando alguien estornuda ya que antiguamente estaban convencidos que al estornudar se le podía ir a uno el alma por la nariz así como quien no quiere la cosa. Invocando al Salvador se neutralizaba este problema. Santo remedio, diríamos nosotros.


En muchos lugares el “Jesús” se ha cambiado por “salud”. Personalmente y, aunque no creo que a nadie se le vaya el alma por la boca, sigo con Jesús que es la salud verdadera. Los llamados Jesús que quieran celebrarlo hoy, también pueden hacerlo

3 views0 comments

Recent Posts

See All

23 de febrero: San Policarpo, por Celestino Hueso SF

23 de febrero: San Policarpo por Celestino Hueso SF Celebramos hoy a un discípulo del Apóstol San Juan con un nombre un pelín rarillo. Hay santos que desde niños tienen la ilusión de ser mártires y no