• HSF

Misa en Honor de San José Manyanet, Sacerdote y Fundador

16 de diciembre:

SAN JOSE MANYANET, Sacerdote y Fundador

Solemnidad



Nota litúrgica:

Cuando la fiesta litúrgica de san José Manyanet coincide con el tercer domingo de Adviento,

las Hijas y los Hijos de la Sagrada Familia podemos celebrarla el día 17 con toda la liturgia propia.


Antífona de entrada (Mt 12,49-50)

Jesús, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo:

"Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de mi Padre del cielo,

ése es mi hermano, y mi hermana y mi madre".

Se dice Gloria

Oración colecta

Oh Dios, que has atraído a tus fieles a contemplar e imitar a la Familia humana de tu Hijo, por medio de San José Manyanet, presbítero, concédenos, por su intercesión, que, fortalecidos con los ejemplos de la Familia de Jesús, María y José, seamos en el mundo instrumentos de tu paz. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios,

por los siglos de los siglos. Amén

Primera lectura:

sal de tu tierra y de la casa de tu padre, y ven

Lectura del libro del Génesis (12,1-4a)

En aquellos días, el Señor dijo a Abrán: Sal de tu tierra y de la casa de tu padre, hacia la tierra que te mostraré. Haré de ti un gran pueblo, te bendeciré, haré famoso tu nombre, y será una bendición. Bendeciré a los que te bendigan, maldeciré a los que te maldigan. Con tu nombre se bendecirán todas las familias del mundo. Abrán marchó, como le había dicho el Señor.


Palabra de Dios

Salmo responsorial

(Sal 111,1-2.3-4.5-7a.7b-8.9)

V. Dichoso quien teme al Señor y sigue sus caminos R. Dichoso quien teme al Señor y sigue sus caminos

V. Dichoso quien teme al Señor y ama de corazón sus mandatos.

Su linaje será poderoso en la tierra, la descendencia del justo será bendita.

R. Dichoso quien teme al Señor y sigue sus caminos

V. En su casa habrá riquezas y abundancias; su caridad es constante, sin falta.

En las tinieblas brilla como una luz el que es justo, clemente y compasivo.

R. Dichoso quien teme al Señor y sigue sus caminos

V. Dichoso el que se apiada y presta y administra rectamente sus asuntos. El justo jamás vacilará; su recuerdo será perpetuo; no temerá las malas noticias.

R. Dichoso quien teme al Señor y sigue sus caminos

V. Su corazón está firme en el Señor.

Su corazón está seguro, sin temor, hasta ver derrotados a sus enemigos.

R. Dichoso quien teme al Señor y sigue sus caminos

V. Reparte limosna a los pobres, su caridad es constante,

sin falta y alzará la frente con dignidad.

R. Dichoso quien teme al Señor y sigue sus caminos


Segunda lectura


Comienzo de la primera carta del Apóstol San Juan (1,1-4)

Queridos hermanos: Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que contemplamos y palparon nuestras manos: la Palabra de la Vida (pues la Vida se hizo visible); nosotros la hemos visto, os damos testimonio y os anunciamos la vida eterna que estaba con el Padre y se nos manifestó. Eso que hemos visto y oído os lo anunciamos para que estéis unidos con nosotros en esa unión que tenemos con el Padre y con su Hijo Jesucristo. Os escribimos esto para que nuestra alegría sea completa.


Palabra de Dios


Aleluya y versículo antes del Evangelio

(R. Aleluya, Aleluya). V. Mc 3,35: El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre. (R. Aleluya).

Evangelio:

¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?

Lectura del santo Evangelio según San Marcos (3,20-21.31-35)

En aquel tiempo, volvió Jesús con sus discípulos a casa y se juntó tanta gente, que no los dejaban ni comer. Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales. Llegaron la madre y los hermanos de Jesús, y desde fuera lo mandaron llamar. La gente que tenía sentada alrededor le dijo; —Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan. Les contestó: —¿Quiénes son mi madre y mis hermanos? Y paseando la mirada por el corro, dijo: —Estos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.


Se dice Credo

Oración sobre las ofrendas

Recibe, Padre, los dones que te ofrecemos

en la conmemoración de San José Manyanet,

y concédenos que,

para nosotros que contemplamos el misterio del amor de tu Hijo,

se conviertan en sacramento de comunión y de vida. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén. ​

Prefacio de los santos pastores o santos religiosos


Antífona de comunión

Jn 19,26-27

Jesús, al ver a su madre, y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: "Mujer, ahí tienes a tu hijo".

Luego dijo al discípulo: "Ahí tienes a tu madre".

Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.

Oración después de la comunión Padre nuestro, que nos amas y nos perdonas,

concede a cuantos hemos participado en el misterio pascual de tu Hijo

en la solemnidad de San José Manyanet,

contemplar a la Santa Familia de tu Unigénito en la tierra

y gozar de su presencia en el cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.



Bendición solemne


Dios, fuente de santidad y de vida,

que nos ha alegrado hoy con la solemnidad de san José Manyanet,

os conceda la gracia de imitar a la Familia de su Hijo,

aquí en la tierra,

y gozar en el cielo de su eterna compañía.

R. Amén.


El Hijo Unigénito de Dios

que ha manifestado en San José Manyanet

la fuerza renovadora de los misterios de su vida familiar,

os convierta en signo de la comunidad de fe, esperanza y amor de Nazaret

en la sociedad y en la Iglesia.

R. Amén


El Espíritu Santo de Dios,

que ha impulsado a San José Manyanet

a darse todo a todos por el Evangelio,

os haga auténticos testigos y heraldos del Evangelio de Nazaret.

R. Amén.


Y la bendición de Dios Todopoderoso,

Padre, Hijo, y Espíritu Santo,

descienda sobre vosotros.

R. Amén.



OTROS RECURSOS:


Homilia para el tercer domingo de Adviento coincidiendo

con la fiesta de san José Manyanet

Parroquia San José Manyanet, San Andrés del Palomar

16.12.2018






4 views0 comments

Recent Posts

See All