• HSF

Constituciones 11: El don de la castidad

Constituciones 11:

El don de la castidad


Abrazamos por amor y con agradecimiento la castidad consagrada como un don recibido del Padre celestial.


Por ella nos configuramos a Cristo, que compartió con María y José la forma de vida casta que Él escogió para sí y propuso a los que quisieran seguirle más de cerca.


Como respuesta a este don nazareno, nos comprometemos con voto a guardar la continencia perfecta por el Reino de los cielos en el celibato. Con ello nos adherimos más fácilmente a Dios como a nuestro amor supremo y nos entregamos con prontitud y libertad de espíritu al servicio de Dios y a la salvación de las almas.


Jesús, María y José nos inspiran, nos ayudan y nos estimulan en la profundización, defensa y guarda de este don.

4 views0 comments

Recent Posts

See All

Constituciones: Epílogo

Epílogo: Estas Constituciones contienen las riquezas espirituales de nuestro carisma y establecen los principios fundamentales para la vida de nuestro Instituto. Definen la razón y el estilo de nuestr