25 de agosto: SAN JOSÉ DE CALASANZ, Presbítero, Memoria

El ritmo del año litúrgico de nuestra vida comunitaria está en total armonía con las orientaciones de la Iglesia pero, fiel a las exigencias de nuestro carisma y a las enseñanzas de nuestro Fundador, pone de relieve aquellos aspectos que se refieren al misterio de la vida oculta de Jesús y no se celebran explícitamente en el calendario general. El misterio pascual de Cristo el centro de nuestra vida cristiana y religiosa, pero lo vivimos desde la luz que dimana de Nazaret. Así, aunque la meta o culmen es el triduo pascual o la totalidad del misterio de Cristo, ponemos un acento especial en los tiempos de Adviento y Navidad, que prepara o celebra la Encarnación del Señor, y hacemos memoria de aquellos santos que estuvieron más vinculados a este misterio de Cristo o lo ayudaron a descubrir y a vivir a nuestro Fundador. Calendario Propio de los Hijos de la Sagrada Familia, Presentación, pág.7 (ed. 1986)

AGOSTO:  

15. La Asunción de la Virgen María

24. San Bartolomé

25. San José de Calasanz

CALENDARIO DE LOS HIJOS DE LA SAGRADA FAMILIA,

JESÚS, MARÍA Y JOSÉ, ed. 1986

25 de agosto: SAN JOSE DE CALASANZ, PRESBITERO, Memoria

En Peralta de la Sal, entonces provincia de Aragón y diócesis de la Seu d’Urgell, nació José de Calasanz, en 1556 ó 1557. Después de su ordenación sacerdotal fue nombrado Vicario General de Urgell. Más tarde, estando en Roma y viendo el estado de abandono de tantos niños, se dedicó a ellos, abriendo allí su primera escuela gratuita. Con los colaboradores que le ayudaron en este trabajo, fundó la congregación de las Escuelas Pías.

 

Tuvo que soportar pruebas muy duras, sobre todo por parte de algunos religiosos: le acusaron delante del Santo Oficio y fue destituido como superior de la orden. Murió el 25 de agosto de 1648 habiendo profetizado la restauración de la orden, que tendria lugar ocho años después.

 

Fue canonizado en 1767 y dos años más tarde fue fijada su fiesta el 27 de agosto. El nuevo Calendario ha situado la celebración el día de su muerte, 25 de agosto.

San José de Calasanz forma parte de la historia espiritual de nuestro Instituto: el Padre Manyanet recibió la primera formación religiosa y sacerdotal en la Escuela Pía de Barbastro; en Seu d' Urgell anduvo caminos paralelos a los que había recorrido el santo fundador siglos atrás, y, particularmente, según le predijo el mismo obispo Caixal, San José de Calasanz debía ser su modelo en las tareas de fundador.

 

También Manyanet fue calumniado, denunciado y depuesto. Vivió la misma realidad calasancia en el Instituto femenino. Como abogado de la Congregación nos estimula en la entrega a la juventud.

 

Todo como en el Misal Romano.

JOSE DE CALASANZ