El lema “Un Nazaret en cada hogar”, resume bien y unifica los ideales que nos impulsan a la misión apostólica y que anhelamos hacer realidad en los lugares donde somos enviados.

COMENTARIO:

El lema "Un Nazaret en cada hogar" resume y unifica los ideales que impulsan nuestra pastoral. Se trata, por tanto, de una pastoral que se desarrolla y culmina "en familia". Nuestra acción pastoral ha de tener en cuenta el lugar de origen y el ambiente en el que viven las personas que participan en las actividades de nuestros centros de apostolado porque nuestra pastoral no se centra exclusivamente en el individuo sino en la persona que crece y se forma junto a otras personas; de ahí, que el lema "Un Nazaret en cada hogar".

 

El pastoralista manyanetiano promueve encuentros con los familiares más cercanos a la persona que participa en nuestras actividades pastorales. Estos encuentros nos ayudan a conocernos mejor y a cultivar el lema de nuestra misión apostólica: "Un Nazaret en cada hogar".