56. Centros de Espiritualidad

El Instituto, en la medida de sus posibilidades, pone a disposición de la sociedad, especialmente de las familias y de los niños y jóvenes casas o centros de espiritualidad.

Procuramos que sean aptos para favorecer el encuentro personal con Dios y ofrecemos jornadas o encuentros de reflexión, de convivencia o de retiro, desde nuestro carisma. Están a disposición de los colegios y parroquias, de movimientos y asociaciones y de las comunidades religiosas.