LAS ESCUELAS MANYANETIANAS EN LA IGLESIA Y EN LA SOCIEDAD


CARÁCTER PROPIO DE LAS ESCUELAS MANYANETIANAS (2008)

5. LAS ESCUELAS MANYANETIANAS EN LA IGLESIA Y EN LA SOCIEDAD

Una familia al servicio de las familias por la educación

La Congregación de Religiosos de la Sagrada Familia es una institución de iglesia concebida como “una familia al servicio de las familias”, principalmente por medio de la educación e instrucción católica de la niñez y de la juventud, siguiendo y proponiendo el modelo de la Sagrada Familia de Nazaret.

La pedagogía del Evangelio de Nazaret

La pedagogía del Evangelio de Nazaret, que formuló y aplicó el Padre Manyanet ha dado una característica propia a las escuelas promovidas por los Hijos de la Sagrada Familia. Ellas son, a un tiempo, hogar y escuela, para que los alumnos, como Jesús de Nazaret, alcancen un crecimiento integral y armónico.

Características

Por ello, en las escuelas manyanetianas queremos:

Promover un ambiente, que llamamos nazareno-familiar porque, inspirado en la vida y la formación de la Familia de Nazaret, hace de ellas una verdadera prolongación del hogar, en donde el alumno es conocido por su nombre y los educadores son antes padres que maestros.

Que estén abiertas a todas las familias, especialmente las más necesitadas, con el fin de colaborar en su responsabilidad primera de educar a los hijos, contando con su participación.

Que sean centros en donde la cultura del corazón y de la inteligencia de los alumnos está en la base de toda la labor pedagógica, ayudándoles a crecer mediante múltiples propuestas educativas no sólo en las horas lectivas sino por medio de otras actividades formativas al margen del horario escolar.

Presentar el evangelio como una opción de vida y de compromiso haciendo referencia continua en la formación religiosa y catequética al estilo de vida y a los valores que vivieron Jesús, María y José en Nazaret, pues se debe educar e instruir no sólo en las letras y ciencias, sino más bien en las verdaderas y sólidas virtudes cristianas.

Que sean efectivos para despertar el sentido de la responsabilidad personal y colectivo con el fin de asumir las tareas de compromiso en la construcción de una sociedad más humana y feliz.

Orientar a los alumnos en la maduración de su vocación, particularmente mediante una preparación progresiva y gradual hacia el sacramento de matrimonio.

Ofrecer un estilo de familia lo más rico posible por medio de la aceptación y respeto mutuos, de las relaciones personales basadas en la confianza y en el diálogo y de un ambiente de corresponsabilidad, alegría y harmonía entre todos.

Renovación y adaptación

Las escuelas del Padre Manyanet cumplen su misión al servicio de la familia en la medida en que logran actualizar estas características de acuerdo con las exigencias de cada lugar y con las necesidades de los jóvenes y familias que se ducan en ellas.

Temas: