Nuestro proyecto de vida


Hacemos profesión pública de castidad, pobreza y obediencia para mostrar abiertamente que entregamos nuestra vida a Dios en la Iglesia.

Este compromiso no es un asunto privado entre Dios y nosotros porque se hace visible y se pone a prueba en la vida de familia a la que somos llamados y en el servicio a los demás.

Asumimos un proyecto de vida personal y comunitario que tiende a reproducir la vida de Jesús, María y José, en Nazaret, cuyo proyecto de vida no giraba en torno a ellos mismos (mis deseos, mi voluntad, mi carrera, mi destino...) sino que buscaba en todo cumplir la voluntad de Dios.

La Sagrada Familia está muy presente en nuestros proyectos y resoluciones. Su confianza y fidelidad al plan de Dios siguen inspirando hoy a muchas familias y, sobre todo, a los Hijos de la Sagrada Familia.

Temas: