EL SIGLO XX

por C.L. Stoeber, SF

El 3 de abril de 1928, el papa Pío XI nombró a la Congregación Religiosa de los Hijos de la Sagrada Familia "custodios" de la Pía Asociación Universal de Familias Consagradas a la Sagrada Familia, y esta-bleció como órgano oficial de difusión de la asociación la revista Sagrada Familia.

Atentos a la preocupación pastoral del papa Juan Pablo II sobre el matrimonio y la familia, y siguiendo las recomendaciones de V Sínodo de Obispos sobre la familia, los Hijos de la Sagrada Familia actualiza-ron en 1980 los Estatutos de la Asociación. Su Superior General escribió al cardenal Ugo Poleti (8-IX-1980) para informarle de la revisión de las Reglas y Estatutos de la asociación. El nombre cambiaba para ser conocida como Asociación de la Sagrada Familia. Días después, las nuevas reglas y estatutos eran aprobados por la Santa Sede.

Tras varios años de estudio y misión con los matrimonios y las familias, volvió a verse la necesidad

de poner al día la identidad, misión y estructuras de la Asociación. Se profundizó en la naturaleza y misión de la Asociacion de la Sagrada Familia (fundación teológica) para iluminar la vocación y respon-sabilidad de sus miembros, su grado de participación y compromiso. El trabajo finalizó a tiempo para que pudiera ser revisado en el XVIII Capítulo General de los Hijos de Sagrada Familia (1987) y el nuevo documento fue enviado a la Santa Sede, la cual lo aprobó en noviembre de 1987. Desde entonces, los Hijos de la Sagrada Familia y las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret han seguido trabajando para que el Evangelio de la Familia llegue a todo el mundo a través de sus escuelas y de la Asociación de la Sagrada Familia.

La Asociación de la Sagrada Familia es una agrupación de familias cristianas, aprobada por la Santa Sede, que por medio de la consagración a la Sagrada Familia, Jesús, María y José, tiende a ser una comunidad de discípulos, testigos y apóstoles de Nazaret.