ANTECEDENTES HISTÓRICOS

por C.L. Stoeber, SF

 

La Asociación a la Sagrada Familia presenta a Jesús, María y José, como el modelo a imitar por las familias cristianas. Las primeras asociaciones "Sagrada Familia" reprodujeron un esquema similar: esposos, padres y trabajadores, se encomendaban a la protección y guía de san José; esposas, madres y toda mujer cristiana, se inspiraban en María como ejemplo de mujer fiel, hacendosa y piadosa; niños, niñas y jóvenes, estaban llamados a imitar a Jesús, niño y adolescente, mientras avanzaban a través de la infancia y adolescencia hacia la edad adulta.

La devoción a la Sagrada Familia de Nazaret favoreció que las familias formaran hermandades, cofradías y asociaciones. A principios del siglo XVII, surgen las primeras asociaciones de la Sagrada Familia.

La Asociación de la Sagrada Familia es una agrupación de familias cristianas, aprobada por la Santa Sede, que por medio de la consagración a la Sagrada Familia, Jesús, María y José, tiende a ser una comunidad de discípulos, testigos y apóstoles de Nazaret.